El método de casos que alguna persona le dicen al análisis de casos es una técnica de aprendizaje que se originó en la Universidad de Harvard en 1914 con el objetivo que los estudiantes de derecho resolvieran problemas de su entorno. El método de casos es una estrategia que promueve el aprendizaje por descubrimiento ya los participantes de enfrenta a situaciones cotidianas son capaces de dar un juicio, empatizar o no estar de acuerdo con los planteamientos, esto contribuye a la generación del pensamiento crítico.[1]

 

Que promueve el aprendizaje por medio de casos.

  • Habilidades cognitivas como pensamiento crítico, análisis, síntesis, evaluación.
  • Aprendizaje de conceptos y aplicación de aquéllos aprendidos previamente, tanto de manera sistemática como por la experiencia propia.
  • La habilidad para trabajar en grupo y la interacción con otros estudiantes, así como la actitud de cooperación, el intercambio y la flexibilidad, lo cual constituye una preparación eficaz para las relaciones humanas.
  • El acercamiento con la realidad, la comprensión de fenómenos y hechos sociales, familiarizarse con las necesidades del entorno y sensibilizarse ante la diversidad de contextos y diferencias personales, el mejoramiento en las actitudes para afrontar problemas humanos.
  • El desbloqueo de actitudes inseguras o temerosas.
  •  El desarrollo del sentimiento de "nosotros". La disposición a la escucha comprensiva.
  • El entrenamiento dinámico de la autoexpresión, la comunicación, la aceptación, la reflexión y la integración.
  • La motivación por el aprendizaje, ya que los alumnos por lo general encuentran el trabajo de estudio de casos más interesante que las lecciones magistrales y la lectura de libros de texto.
  • Los procesos de toma de decisiones

 

Aplicación Práctica: Te invitamos a leer el caso que se te presenta a continuación.

La profesora Estelita es una maestra de segundo ciclo en el Centro Escolar “Mi casita feliz”.

Está muy preocupada y comprometida en que sus estudiantes cumplan semanalmente con las guías propuestas por el MINEDUCYT. En ocasiones es ella misma quien ha sacado copia a las guías y las ha llevado a la casa de los niños tomando las precauciones para no enfermarse ni correr ningún riesgo.

Algunos de los estudiantes de la profe Estelita viven en zonas donde no tienen acceso a una señal de internet estable y a veces no logran incluso enviarles las guías cada semana aun cuando tienen sus ejercicios resueltos lo que hace que los niños se frustren.

Cuando la profesora recibe las guías, siempre les confirma el haberlas recibido y envía las guías de la nueva semana.

Un día, uno de los estudiantes le envía a la profe un audio a través de WhatsApp en el que le dice “Seño, yo ya estoy bien aburrido de hacer las tareas en la casa y extraño la escuela, a mis compañeros y a usted”.

En ese momento, la profe Estelita responde con un nuevo audio: Lo sé Juancito, pero todo va a estar muy bien y pronto vamos a regresar a la escuela, yo también los extraño, extraño sus risas en los recreos y las clases con ustedes. Ánimo Juancito, que ya nos veremos de nuevo, te quiero mucho”.

Juancito responde nuevamente diciendo: “Profe, eso es lo más bonito que he escuchado en todo este tiempo que no he salido de mi casa, gracias por estar pendiente de mí. La quiero mucho”.

La profe Estelita piensa que es muy importante el saber cómo se encuentran emocionalmente sus estudiantes y envía a cada uno por medio de los teléfonos de los padres de familia, un mensajito de voz diciéndoles que les extraña y que espera que estén bien junto a sus familias”.

Casi de manera inmediata recibe las respuestas de sus estudiantes con audios muy similares a los anteriores, agradeciendo y reconociendo el valor del mensaje que nunca antes habían recibido de un docente. La profe estaba muy conmovida con todo esto.

Ese día, la profe envía a sus compañeros de la escuela un mensaje invitándoles a que hagan lo mismo con sus estudiantes y que reconozcan el valor de lo socioemocional en los niños y niñas.

Copyright © 2020 ConTextos