1. Las mediciones y los datos

Los alumnos tienen que saber distinguir objetos en función de sus características ‒como la forma, el color y el tamaño‒ o identificar la característica según la cual se han clasificado los objetos. También tienen que ser capaces de ordenar objetos por determinada característica medible, como, por ejemplo, de mayor a menor. 

En la cocina, los niños pueden empezar a experimentar con las mediciones utilizando cucharas o tazas. Pueden clasificar utensilios, ropa para lavar o juguetes mientras los ordenan. Los juegos de cartas y de dados son útiles para hablar de la magnitud de los números. 

Los niños también deben ser capaces de comparar objetos y utilizar expresiones como "más que", "menos qué", "más largo", "más corto", "más pesado" o "más ligero".  Una forma de apoyar este aprendizaje es utilizar palabras para destacar las comparaciones, por ejemplo: "¿Puedes pasarme el cuento más grande?", o "¿Puedes poner en la mesa los tenedores más pequeños?".

Pueden ver también

El Día de las máscaras asustadoras

¡El juguete se escapó!

https://www.youtube.com/watch?v=E0VwCq2Hgx8 

https://www.youtube.com/watch?v=WQB_eBr_Q8A

 

También puedes ver:

https://quizizz.com/join/game/U2FsdGVkX19oyu8GSDVo4WP4zrAcHqPcCoDUuIawRAHVQGLn5RUlmCWvAL58xEkN?gameType=solo

 

 

Copyright © 2020 ConTextos